Teléfono : 902 320 310 / 938 311 075 | Crea tu cuenta | Identifícate

Ver mi cesta

Su cesta está vacía.


Imprimir

Arcillas

La arcilla fue una de las primeras formas de medicina natural y sus virtudes terapéuticas continúan descubriéndose aún hoy.
La estructura molecular de las arcilla le da un gran poder de absorción, tiene la capacidad de extraer las toxinas y sustancias nocivas del cuerpo produciendo efectos antisépticos y antimicrobianos. El alto porcentaje de sílice y aluminio explica sus propiedades curativas y propiedades antiinflamatorias. Una de las más notables características de la arcilla es la capacidad de llegar a la zona del cuerpo donde más se necesita. A diferencia de los productos químicos que pueden destruir indiscriminadamente tanto tejidos sanos como enfermos, la arcilla es selectiva en la búsqueda de agentes patógenos y no daña los tejidos, lo que permite una rápida restauración de la salud.

Formas de Aplicación:
- Cataplasmas: alivia irritaciones en la piel, quemaduras, solor muscular y articular e incluso ayuda a combatir la celulitis. Se recomienda en casos de fiebre alta, dolor reumático, inflamaciones, esguinces, lumbago, contusiones, fracturas o picaduras de insectos.
- Baños: mejora la mala circulación peeriférica y permite la relajación. Indicado en periodos de fatiga muscular.

 



Listas para su uso
Listas para su uso

Granel
Granel

Arcilla Verde CV
Arcilla Verde CV


Nuestras Marcas